el WWF y los Gorilas de Virunga

Gorila de Virunga

Gorila de Virunga

El WWF logra que la petrolera SOCO abandone las prospecciones en el Parque Nacional de Virunga, en la República Democrática del Congo.

La campaña “SOS Virunga” del WWF ha reunido más de 750.000 firmas para salvar este espacio Patrimonio de la Humanidad

Los gorilas de Virunga pueden dormir tranquilos gracias en gran medida a la presión ejercida por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

En Octubre de 2013, el WWF presentó una queja contra SOCO ante la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) por la violación de las directrices para empresas de la organización. El compromiso de la empresa se produce tras un proceso de mediación entre las dos partes.

Localizado en el este de la República Democrática del Congo, el Parque Nacional Virunga es  más antiguo y rico en fauna salvaje de África. Creado en 1924, el parque es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1979. Es muy conocido por su diversidad de hábitats (desde bosques tropicales frondosos a glaciares) y por la riqueza de especies únicas. Un total de 216 de las especies de plantas y animales del Parque Nacional sólo pueden encontrarse allí. Virunga también es el hogar de un cuarto de los gorilas de montaña que quedan en el mundo, una especie críticamente amenazada.

Elefantes y búfalos en Virunga

Elefantes y búfalos en Virunga

“La de hoy es una victoria para el planeta y para las buenas prácticas en los negocios. Este éxito es el resultado de un enorme esfuerzo conjunto por parte de funcionarios gubernamentales, activistas locales y los cientos de miles de seguidores de todo el mundo que se han unido para acabar con una amenaza inminente para Virunga”, ha asegurado Marco Lambertini, Director General de WWF Internacional. “Ahora es el momento de que el gobierno de la R.D. del Congo reafirme la importancia de la riqueza natural de este Patrimonio de la Humanidad, suspendiendo todos los permisos petroleros en el Parque Nacional tal y como ha exigido la UNESCO”.

Fuente: wwf.es